research

informacion de interes

Fijate bien dónde vas a pedir tu préstamo

Fijate bien dónde vas a pedir tu préstamo

Image

La famosa “letra chica” juega actualmente un papel más importante que la tasa de interés que prometen cobrarte cuando vas por tu crédito. Muchas veces a esa tasa “tentadora” que te ofrecen, luego le suman diversos conceptos que hacen que termines pagando bastante más, incluso el doble. Te mostramos a qué prestar atención para no caer en la trampa.

Sobre el cierre del año pasado, el Banco Central emitió una circular -"A" 5684 - que no cobró la suficiente trascendencia, pese a la importancia que reviste, señala un artículo de Iprofesional. La normativa sostiene que las entidades financieras deben informarle al público sobre los tipos de interés de las diferentes líneas de crédito que ofrecen, detallando entre otros aspectos: Tasa nominal anual; Costo financiero total y Carácter fijo o variable de la tasa.

Esta información debe ser replicada en las sucursales, y expresada de modo claro en los medios de comunicación y páginas web de sus sitios en Internet. En el caso de publicidades ese monto debe incluir todos los conceptos.

En otras palabras, al detalle de la amortización del capital, interés y primas por seguros, se deberán sumar los gastos de mantenimiento de cuentas asociadas al préstamo, IVA y otros conceptos. Esta exigencia se hace extensible a todo tipo de financiamiento, ya sean préstamos para consumos menores, adquisición de un vehículo o de una vivienda.

“Este tema no es menor, ya que en la información que brindan los bancos existe una marcada disparidad en cuanto al costo financiero total (CFT), dato clave para conocer el valor final de las cuotas que los usuarios deberán afrontar”, indica la nota de Iprofesional.

Los más caros y "los otros"

Según la normativa vigente, toda aquella entidad que administre más del 1% de los depósitos puede cobrar hasta el 39% (TNA). En tanto, las más pequeñas están autorizadas a elevar ese porcentaje a poco más del 68%. A esas cifras se le deben adicionar otros conceptos, como el seguro de vida, gastos de otorgamiento y el IVA sobre el interés que, en definitiva, conforman el costo financiero total.

“Existe un grupo de pequeñas entidades que terminan cobrándole al usuario el doble de la cifra que muestran como tasa nominal anual. Una de ellas es la firma Cuenca, cuyo costo financiero total ronda el 120%, seguida por el Banco Columbia, que ‘castiga’ a sus clientes con un 91 por ciento. Un poco más abajo se ubican la Compañía Financiera Argentina (87%), la firma Cordial (87%), seguidas por el Banco de Servicios y Transacciones (85%)”, indica el artículo.

 

En cuanto a los bancos líderes, la distancia entre "tasa" (nominal anual) y "costo" (financiero total) es bastante más acotada: la primera ronda el 38% y, el segundo, el 50%, como queda de manifiesto en el cuadro, que publica Iprofesional.

Para un interesado en tomar un crédito, conocer esta información es de vital importancia, ya que el amplio gap incide en el importe de la cuota.

“Por ejemplo, por un préstamo de $ 20.000, quien acuda a una de las entidades más caras que conforman el primer grupo tendrá que abonar unos $ 1.800 mensuales durante dos años. Es decir, nominalmente terminará cancelando unos $ 43.000, más del doble de lo recibido”, destaca la nota.

Y concluye: “En caso de que concurra a una de las del segundo grupo, el compromiso mensual será de unos $1.377 ($33.000 de cancelación total). La diferencia -según la puerta que decida golpear- es del orden de los $10.000. Es decir, exactamente la mitad del monto solicitado o, expresado en términos de cuotas, el equivalente a 7 de ellas”.

Si te interesa cuidar y ver crecer tu capital es momento de invertir en Bolsa. Abrí tu cuenta gratis en Bell Bursátil y accede a múltiples posibilidades de inversión con el mejor asesoramiento profesional. No necesitas tener grandes ahorros, es fácil y accesible para todos, animate no dejés pasar la oportunidad. 


volver