research

informacion de interes

Sepa cómo reducir el impacto en el bolsillo de las nuevas tarifas eléctricas

Sepa cómo reducir el impacto en el bolsillo de las nuevas tarifas eléctricas

Image

Pese a que la factura ahora será mensual, el monto a pagar igualmente se incrementará y en la mayoría de los casos en forma muy significativa. Le presentamos algunos consejos para sufrir menos cuando llegue la boleta. Recientemente el ENRE dio una serie de consejos para bajar el consumo innecesario. Una de las claves es conocer cuáles son los artefactos que utiliza que más energía consumen.

Las nuevas tarifas traen “premio” para los que ahorren. Habrá descuentos, pero como estos se aplican sobre las nuevas tarifas, la boleta igualmente será más cara que hasta ahora. El descuento será de 25% para los que consuman entre un 10% y un 20% menos que en el mismo mes del 2015 y del 30% para los que ahorren más de 20%.

Según publica “El Cronista”, para el que quiera ahorrar, hay un aparato que es el peor por lo que consume: el turbocaloventor. Y detalla que entre los de mayor consumo le siguen las estufas de cuarzo, el horno eléctrico, los acondicionadores de aire, la freidora y las estufas de radiadores.

En cuanto a iluminación, el ENRE destaca que, representa “aproximadamente la tercera parte del consumo de un hogar”. Sugiere utilizar la luz natural siempre que se pueda, apagar luces que no se usan, mantener limpias lámparas y tubos, usar iluminación dirigida y controlar ciertas luces con células fotoeléctricas o temporizadores

Explica que las lámparas incandescentes “sólo convierten en luz el 15% de la energía que consumen” y duran menos, mientras que las halógenas cuestan mucho más, pero duran el doble y son más eficientes. La recomendación es usar lámparas de bajo consumo, que consumen menos y duran hasta 4 veces más, o tubos, que consumen hasta 80% menos que las incandescentes para una iluminación similar.

Con respecto al acondicionador de aire (de los que más consumen): elegir equipos más eficientes (etiqueta A), mantener la temperatura en 24º, cerrar puertas y ventanas mientras está prendido, ventilar la casa en los momentos más frescos en verano y evitar las corrientes de aire en invierno. Los ventiladores pueden descender dos o tres grados la temperatura con consumo mucho más bajo.

Por estar siempre encendida la heladera es lo que más energía consume. Las recomendaciones son: controlar que la puerta cierre bien, que esté lejos de fuentes de calor y a 15 cm de distancia de paredes y muebles, descongelarla regularmente, no abrirla innecesariamente ni guardar alimentos calientes y desenchufarla si uno se va por un tiempo prolongado.

La plancha, tiene alto consumo por producir calor; como la tostadora y el secador de cabello. Para ahorrar: planchar la mayor cantidad posible de ropa de una vez, regular el termostasto según la tela, desconectar la plancha antes de terminar para aprovechar el calor y no usarla para secar ropa.

“Reproductores de DVD, teléfonos inalámbricos, TV con encendido instantáneo y otros artefactos con controles remotos, temporizadores, relojes o memoria son los responsables de la llamada pérdida de electricidad a causa de la posición de espera o ‘stand by’”. Lo mismo cuando se deja enchufado el cargador del celular. La sugerencia es apagar los aparatos y no dejar conectados transformadores.

El lavarropas representa un consumo significativo, sobre todo cuando se utilizan con calentamiento de agua. Los equipos de clase A pueden ahorrar hasta 50% en comparación con los clase G. El ENRE aconseja ocupar la capacidad máxima, disminuir el número de lavados, usar programas cortos y en frío, usar la cantidad justa de jabón para no repetir el enjuague y mantener limpio el filtro.

Una vivienda correctamente aislada permite un ahorro de electricidad o gas de hasta 60%. Hay que considerar la orientación de la vivienda, la distribución de ambientes y la aislación de techos, paredes y cerramientos, entre otros aspectos.

Para aplicar y sacar provecho de conceptos y algunas ideas que tenemos para vos y tu dinero, hacé click acá. No necesitás grandes sumas para empezar a invertir. A partir de los $ 1.000 ya encontrarás grandes alternativas.


volver